19.2 C
San Vicente

Los negocios sobre las necesidades de la gente: desalojaron a una familia en pleno invierno

Tras veinte años viviendo en su hogar ubicado en el partido de San Vicente, Gabriel y su familia quedaron totalmente a la intemperie luego de haber sido extraídos.

-publicidad-

Gabriel Atalaya es un enfermero retirado y chapista que vive junto con su esposa y sus hijos en una vivienda ubicada en Iturralde 500 entre Lavalle y Alsina de la localidad de San Vicente. Hoy se encuentran en la calle luego de haber sido desalojados, hace más de una semana, injustamente.   

Hoy 21 de julio, según datos aportados al Ojo de San Vicente Diario, distintas maquinas de demolición se acercaron hasta la vivienda con el fin de tirarla abajo pero la familia se negó al derrumbe y sostuvo que sin una orden judicial no pueden hacerle nada a su propiedad «lo único que tienen es una orden de palabra  de la policía. Mi marido llamó a la fiscalía y la policía y no atienden el teléfono así que ahora esta todo detenido porque no pueden hacer nada sin una orden» detalló Perla Fleckenstein, la mujer desalojada.

Según trascendió el motivo del desalojo se debe a que el predio se encuentra situado en una zona que empezó a venderse como barrio cerrado y pertenece a otra persona, por este motivo la familia viene recibiendo este aviso de desalojo hace aproximadamente cuatro años atrás.

Con respecto a esta situación, Perla Fleckenstein,  madre y esposa de la familia desalojada resaltó que “la lucha con la justicia viene ya desde hace años, teníamos cuatro hectáreas, nos quitaron tres y vinieron por la ultima que nos quedaba, pero de aca no nos iremos, resistiremos el desalojo” y agrego “nos quieren echar porque esta zona se ve como un negocio inmobiliario en donde hay varios involucrados. Sin embargo nosotros tenemos documentación que acredita que somos los dueños, cosa que quienes nos intenten sacar, no”.

 

 

Vivienda de la familia

Cabe mencionar que según datos aportados al Ojo de San Vicente Diario la orden fue dictada por el juez Martin Miguel Rizzo y la lleva adelante la fiscal Karina Guyot junto con 40 policías, 15 personas de civil, camiones municipales, patrullas, topadoras y demás.

En comunicación con El Ojo de San Vicente Diario, Perla Fleckenstein detalló “estamos transitando el día número 8 que nos desalojaron arbitrariamente, nos hicieron un allanamiento y desalojo. El allanamiento dio negativo” y continuó “vivimos en la casa que nos cedió un vecino, tenemos los papeles a nuestro nombre. Soy trabajadora de la economía popular por haber quedado excluida del mercado formal del trabajo. Mi marido chapista, no pudiendo en estos momentos trabajar por toda esta situación”.

Asimismo, la municipalidad de San Vicente le ofreció a la familia resguardar las pertenencias en un galpón municipal y darles un refugio por unos meses pero la familia decidió permanecer en la puerta de su casa para no perderla definitivamente. Al respecto Perla comentó “desde ese momento nosotros nos negamos porque si nuestras cosas son  guardadas en un galpón, donde nos dijeron que iban a estar al resguardo, y nosotros íbamos a algún lugar que nos provea el municipio o a alguna casa que nos ofreció el corazón solidario de un montón de gente de San Vicente, nuestra lucha iba a ser invisible porque iban a ver que nosotros teníamos solucionado el tema, nosotros de acá no nos movemos hasta que nos reintegren nuestra casa, acá estamos con nuestras cosas y con nuestras vidas” y agregó “si nosotros nos vamos de acá a donde sea es porque estamos aceptando el dictamen de ellos y nosotros no aceptamos algo que es injusto, nosotros necesitamos que se revea todo, que vuelva a foja cero todo y el abuso de poder”.

 

Estadía actual de la familia

Por su parte Gabriel Atalaya, el hombre desalojado,  destacó “a mucha gente le quitaron la tierra, a mucha gente le quitaron la casa acá en San Vicente y están haciendo eso y lo van a hacer con más gente. Nosotros somos unos más pero esto va a continuar porque ya me lo dijeron”

Cabe mencionar que muchos vecinos y vecinas de la localidad se están solidarizando con la familia y se acercan a ofrecer su ayuda con diferentes elementos, como un plato de comida caliente o leña para soportar el frío. Tal como destacó la mujer al Ojo de San Vicente Diario “los vecinos de San Vicente tienen un corazón de oro, hemos descubierto que  es impresionante, vienen a quedarse con nosotros a la madrugada con el frio, vienen a traernos alimentos, nos han ofrecido dinero que nosotros no estamos acá por dinero, nos han ofrecido abrir una cuenta en el banco para comprar una casa pero nosotros no queremos eso, ¿cómo vamos a sacarle la plata a los vecinos para comprarnos una casa? No. Pero la verdad que el corazón de la gente de San Vicente es enorme”.

 

Perla Fleckenstein

Con respecto a este desalojo Gabriel señaló que no hay ningún tipo de prueba con las que el estado pueda demostrar que la vivienda es de otra persona “no hay ninguna prueba que pueda demostrar que el tipo, porque se supone que hay un tipo y en realidad hay un abogado con un poder y un tipo firmado por el, que pueda demostrar que la casa es de él y nosotros presentamos documentación y no la fiscal ni el juez  lo tiene en cuenta. Nuestros testigos fueron a declarar y nada, no nos citaron” argumentó el hombre.

 

 

Gabriel Atalaya

Para finalizar Perla Fleckenstein, detalló al Ojo de San Vicente que “Nuestro abogado está haciendo todos los papeleos, las presentaciones que corresponden y nosotros estamos esperando los tiempos de la justicia y de la ley porque nos han amenazado que si nosotros poníamos un pie adentro del terreno y nos llegaban a ver o nos sacaban una foto en el lugar nos metían presos por 7 años así que nosotros seguimos aquí en la calle esperando. El desalojo no se podía hacer, no se tendría que haber hecho y bueno seguimos acá”.

-Publicidad-
-Publicidad-

COVID 19 | Evitemos una segunda ola de contagios

Respeta las medidas de prevención y distanciamiento social, entre todos evitemos el rebrote de Covid 19.